Este es el sitio de archivo,
para información actualizada por favor visite www.portalparalapaz.gov.co
Alta Consejería para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad
Skip Navigation LinksPOSCONFLICTO > Sala de prensa > Noticias > 2018 > Gobierno nacional consolida el programa de sustitución de cultivos ilícitos

Sala de prensa

28/02/2018 13:00

Gobierno nacional consolida el programa de sustitución de cultivos ilícitos

​​

• El Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, señaló que la reglamentación del programa de Sustitución de Cultivos es un paso fundamental para el proceso de transformación rural en Colombia, como principio de paz y de justicia social.

• Actualmente, el PNIS ha llegado a 15 de los 21 departamentos identificados con siembra de hoja de coca en Colombia.

• Eduardo Díaz Uribe, director del Programa, indicó que el PNIS ha vinculado ya a 54 mil 500 familias en mil 107 veredas de 51 municipios en 13 departamentos del país.

Bogotá, febrero 28 de 2018.- El gobierno nacional reglamentó el Decreto 896, en un paso jurídico que permitirá consolidar las acciones del Programa Nacional Integral de sustitución voluntaria de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), uno de los elementos clave del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la construcción de una Paz Estable y Duradera.

La norma detalla la composición y funciones de las instancias para la ejecución, ya definidas en el Artículo 3 del Decreto 896.

El Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, señaló que la reglamentación del programa de Sustitución de Cultivos es un paso fundamental para el proceso de transformación rural en Colombia, como principio de paz y de justicia social.

Actualmente, el PNIS ha llegado a 15 de los 21 departamentos identificados con siembra de hoja de coca en Colombia.

Eduardo Díaz Uribe, director del Programa, indicó que el PNIS ha vinculado ya a 54 mil 500 familias en mil 107 veredas de 51 municipios en 13 departamentos del país. “Con este decreto, tenemos más herramientas para fortalecer estos propósitos que transforman la vida de miles de colombianos. Estas normas garantizan que las organizaciones campesinas y comunitarias no estarán como espectadores sino que participarán activamente en el programa y en la transformación del territorio”, agregó.

La Dirección general del PNIS deberá articular con las autoridades la provisión de garantías y condiciones de seguridad para las comunidades y territorios afectados por los cultivos de uso ilícito, según la concepción de seguridad contemplada en el Acuerdo Final.

También coordinará y articulará con la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal -Descontamina Colombia- lo pertinente para el desminado humanitario, limpieza y descontaminación de los territorios donde se adelanten los acuerdos de sustitución de cultivos.

Finalmente, el decreto reglamentario faculta a la Dirección de Sustitución de Cultivos Ilícitos para convocar a los Consejos Asesores Territoriales para articular las orientaciones del PNIS con el nivel territorial y recogen iniciativas municipales y locales, para la construcción de los Planes Municipales Integrales de Sustitución y Desarrollo Alternativo –PISDA., así como da sustento para la conformación definitiva de las Comisiones Municipales de Planeación Participativa y los Consejos Municipales de Evaluación y Seguimiento, acordados en el Acuerdo Final.

Programa Nacional Integral de Sustitución de cultivos de uso ilícito (PNIS)

Es una apuesta nunca antes desarrollada en Colombia para resolver el fenómeno de las drogas ilícitas de la mano con las comunidades. Hace parte del Punto 4 ‘Solución al Problema de las Drogas Ilícitas’, del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera y es un capítulo especial de la Reforma Rural Integral -RRI- (Punto 1) para transformar de manera integral las condiciones de vida de las comunidades rurales, mediante la superación de la pobreza y de la brecha entre el campo y la ciudad. El PNIS se basa en procesos de construcción y desarrollo participativos a través de asambleas comunitarias.